miércoles, marzo 02, 2005

Imagenes de la historia de Alcoholicos Anonimos

Un visitante ingresó a este sitio mediante una búsqueda de "imágenes de Alcohólicos Anónimos". Dado que el movimiento es "anónimo" para proteger la identidad de sus miembros y para que evitar que se hagan negocios a su nombre (según dicen las 12 tradiciones, entre otros motivos), no se posible que existan imágenes actuales de las reuniones o miembros.

Sin embargo, en diversos sitios en Internet pueden localizar fotos sobre la historia de Alcohólicos Anónimos. En el directorio de Google existe un enlace a sitios en inglés o bien puede buscarse mediante Yahoo (alcoholics anonymous history).

Algunos sitios interesantes son los siguientes: Alcoholics Anonymous History Page, Index of AA History Pages, Alcoholics Anonymous Picture History y en iSeekHealth la sección Alcoholics Anonymous History.

Una de las fotos más curiosas sobre la historia de AA la encontré en el artículo "AA Unmasked (The Premier 12-Step Program Has a Killer Drug Problem)", publicado por el Village Voice en la semana del 9 al 15 de mayo del 2001, pero extrañamente (!¡) fue retirada con posterioridad. La foto es del año 1942 y presenta a varios miembros de AA, incluyendo a su cofundador Bill Wilson, enmascarados para preservar el anonimato. Parece una reunión de la mafia. El problema del anonimato me parece es que, fuera de sus supuestas intenciones "espirituales" (12ª tradición), tiene una intención implícita: el monopolio de una verdad oficial en el terreno del 'alcoholismo' y la 'recuperación', el libro Alcohólicos Anónimos (conocido como "libro azul"), por el cual Bill Wilson cobró derechos de autor, algo que causó mucha polémica al interior del movimiento.* Y digo monopolio porque en general se censura a los miembros que escriben libros sobre estos temas y rompen el anonimato, aún cuando no critiquen ni contradigan los "principios" de Alcohólicos Anónimos.



* Hasta hace unos dos años funcionó un sitio Web (aapubliccontroversy.com) donde se criticaba dicha situación y se distribuían copias de la primera edición del libro azul, pues Wilson sólo registró la tercera edición. Sin embargo fue cerrado, no sabemos si debido a las presiones legales de la oficina mundial de servicios de AA.

Sobre el cobro de derechos de autor de Bill Wilson los aspectos polémicos residen en la idea de que el "libro azul" (en inglés usualmente se conoce como 'big book') es una obra colectiva y en el carácter hereditario de los derechos de autor. Sin embargo, debe decirse a su favor que Wilson trabajó varios años gratis para AA, cuando el movimiento no tenía fondos, y en cierto modo se le compensaron su labores como un "servidor especial". Me parece además que la literatura de AA representa en buena medida el punto de vista de Wilson, interesado en promover determinada idea de 'espiritualidad'. El problema reside en el restringido punto de vista sobre la dependencia del alcohol del "libro azul" (que en algún momento criticaré, pues lo estoy escaneando) y en su carácter de 'voz oficial' del programa de AA o monopolio de la verdad, lo cual se agrava con la censura a los miembros que deciden romper el anonimato. Me refiero no tanto a la aparición en los medios de comunicación, sino a la escritura de libros o artículos donde un miembro de AA se identifica como tal y ofrece una visión personal en el terreno del alcoholismo.

Desconozco si existen presiones hacia los miembros que ponen sitios Web, pero dado que algunas páginas fueron retiradas, supongo que sí. No contaban sin embargo con el recurso de los blogs, que democratiza y facilita el proceso de publicación en Internet. Además los blogs se pueden crear utilizando un nombre ficticio o pseudónimo y permiten evadir la censura grupal en AA. Yo soy un ex-miembro porque no soporté el dogmatismo y las censuras cotidianas. Mantengo este blog como una especie de descargo personal (en un grupo de AA me sentí humillado y en otros grupos infantilizado) y como una auto terapia que me permite afrontar la ansiedad que me ha causado la separación de un movimiento que genera mucha dependencia emocional en sus miembros, por más 'viajantes gratuitos' que sean o que hayamos sido.