martes, diciembre 14, 2010

domingo, enero 04, 2009

Mi nuevo blog

He decido abrir un nuevo blog para dar continuidad a este esfuerzo, sólo que con un sentido diferente. Seguiré dando algunos puntos de vista sobre el alcoholismo o dependencia del alcohol y sobre Alcohólicos Anónimos.

No continuaré con este sitio por una sencilla razón: surgió en una etapa muy crítica de mi vida por un profundo desacuerdo con los puntos de vista y actitudes de algunos miembros de AA. En ese momento yo pensé que el problema era el programa de AA y me hice eco de algunos sitios en inglés que publican críticas sobre AA, como AAdeprogramming y The Orange Papers.

En la actualidad pienso que el problema de esos sitios es que tienen una visión muy sesgada del programa de AA, son la contraparte de la visión dogmática y cuasi religiosa que tienen algunos miembros de ese movimiento, además que hacen una lectura muy literal de las publicaciones de AA. El problema con los grupos y los miembros de AA es que es muy difícil hacer generalizaciones pues son muy heterogéneos.

Mi nuevo blog se llamará Alcohol y adicción: comentarios, información, opiniones (segunda época). Hasta el día de mañana escribiré mi primer post.

¿Traicioné yo a los AA con abrir este blog y con lo que escribí en algún momento? ¿Violé la tradición del anonimato?

Primero que nada mi intención era criticar el programa de AA pues me había sentido agredido y discriminado en un grupo. Cometí el error de generalizar a partir de una experiencia negativa, mientras que tuve muchas otras experiencias positivas y muestras de solidaridad y apoyo cuando lo necesité.

Segundo en ese momento atravezaba una crisis psíquica difícil y una situación de fracaso personal que me llevó a beber de nuevo.

Tercero no publiqué ningún comentario sobre asuntos internos de ningún grupo, mucho menos violé la privacidad individual de ninguna persona que haya sido miembro de AA.

Cuarto, no dije nada que no sea conocido en diversos sitios críticos sobre AA como los mencionados y en libros que ya tienen sus años como Alcoholics Anonymous: Cult or Cure.

Quinto, mi participación e integración en los grupos de AA se dificulta por una condición que padezco y que los psiquiatras llaman fobia social (hasta existe un blog sobre el tema). No debo echarle la culpa a otros de mis padecimientos, pero también algunos miembros de AA deberían tener un poco más de tolerancia con la idiosincracia y defectos de carácter de las personas que no son como ellos.

domingo, abril 27, 2008

De regreso

Decidí regresar de nuevo a los grupos presenciales de AA. Fui a un grupo sencillo pero numeroso, solo escuché personas amables que dieron un mensaje constructivo, sobre cómo afrontan los avatares de la existencia cotidiana y sus conflictos vitales sin beber. Aunque no estoy de acuerdo con una lectura dogmática que hacen algunas personas del programa de AA, me parece que éste puede ser sujeto de diversas interpretaciones. Así que lo intentaré de nuevo sin complicarme la existencia. No creo que vuelva a un grupo donde tuve los problemas que originaron mi salida de ese movimiento, aunque sólo los ríos no se devuelven. Si bien mi dependencia del alcohol es leve, más que todo psíquica, junto con un trastorno de ansiedad y de pánico, se me ha hecho difícil dejar de beber solo y abandonar la medicación psico activa. En AA, aunque no se esté de acuerdo con muchas cosas, por lo menos se sale del aislamiento, algo favorable en personas con fobia social como el suscrito.

Así que es probable que retome la escritura de este blog, tratando de responder algunas de las críticas que se hacen a los AA en diversos sitios en Internet, pues me parece que están muy sesgadas y que son el anverso de la ortodoxia de algunos de sus miembros. Es decir, pretender que los miembros y co-fundadores sean perfectos y totalmente coherentes, algo imposible en toda actividad humana.



Actualización 4 de junio: estuve varios días pensando en cerrar definitivamente este blog. Incluso hoy saqué un respaldo en mi disco duro de todos los post.
Sin embargo, me parece que sería un acto hipócrita. Al fin y al cabo representa un estado de ánimo de un período de mi vida y algunos materiales e ideas pueden tener interés para algunas personas. La crítica de la interpretación de ciertas ideas de AA o de algunos de sus miembros la he moderado mucho y pienso dar un criterio más equilibrado. Así que regreso de nuevo.

sábado, diciembre 29, 2007

¿Por qué odian tanto?

Me pregunto, ¿por qué odian tanto algunos miembros de un movimiento llamado ZZ? Se entiende a qué me refiero por ZZ.

Me costó mucho escribir esto, pero debo hacerlo por una necesidad psíquica imperiosa que me ha tenido intranquilo y sin poder dormir bien durante varios días.

El miércoles de esta semana fui a hacer unos mandados. Me topé de frente con un miembro de ZZ y se me quedó viendo una mirada de odio. Otro día me encontré en un centro comercial con un tipo de ZZ y cuando lo intenté saludar me esquivó la mirada.

¿Por qué odian tanto?

Tengo una hipótesis para explicarlo.

Primero, algunos son hombres con un estereotipo anticuado de masculinidad.

Segundo, en el fondo se sienten muy incómodos con la idea que les inculcaron, que son "enfermos incurables", hombres a los que les cortaron las piernas* (en sentido figurado) y que nunca les volverán a crecer. La idea de enfermedad, además, no es la que se desprende de las definiciones de la OMS y la Asociación Americana de Psiquiatría (donde sólo se mencionan los síntomas de la bebida), sino una variopinta colección de ideas de corte moralista, religioso y una visión muy negativa de los "defectos de carácter" del alcohólico y lo que llaman la "perversa enfermedad del alma". Aunque me parece que esto puede ser sujeto de diversas interpretaciones.

El sentimiento de la diferencia no resulta fácil de asumir. Y la estigmatización no se termina de superar, pues el concepto de enfermedad que utilizan es moralista y cercano a lo religioso.

De ahí el odio hacia los recaídos o reincidentes de algunos miembros. También existe una suerte de filosofía de la sospecha, pensar que algunas personas no son como "nosotros", como si fuera una ganga autodefinirse como "alcohólico" sin serlo.

Otro problema de fondo es que algunas de estas personas no pueden, o no tienen el espacio en los grupos, para evacuar sus problemas psíquicos, frustraciones y sentimientos, pues todos deben dar cuenta de su "recuperación", que están muy bien y que se están recuperando del alcoholismo. A lo sumo una persona nueva puede hablar de sus conflictos, pero luego de algunos años se le pide "recuperación".

En el fondo, algunos odian la idea de ser "alcohólicos" y "enfermos", diferentes al resto de la sociedad (como si hubiera normalidad en este resto).

* Esta idea está escrita en el llamado "libro azul" de ZZ.

Nota: corregido parcialmente el 21 de enero 2008 y el 4 de junio 2008.

viernes, agosto 31, 2007

Mis desacuerdos con AA

1) El concepto de enfermedad. Según AA (literatura y el decir de los grupos) el alcoholismo es una enfermedad física, emocional y espiritual.
Sin embargo la clasificación de enfermedades (CIE 10) de la OMS no menciona nada emocional ni mucho menos "espiritual". Tampoco el DSM IV de la American Psychiatric Association.
Sobre esto debo escribir más adelante en otro post, pero de momento debo adelantar que todo concepto científico de enfemedad excluye lo "espiritual".


2) La "teoría" (si cabe calificarla de tal) del "ego inflado" del alcohólico. Esta idea es propia de los denominados WASP (White Anglo-Saxon Protestan), el grupo social donde surgió AA en los años 30 del siglo pasado, que siempre ha sido un grupo de poder dentro de la sociedad norteamericana. Como contraste, resulta muy preocupante escuchar en un país subdesarrollado de América Latina a personas que desempeñan oficios muy humildes diciendo que "el programa es un golpe al ego" y que quieren "desinflarse el ego". ¿En qué van a quedar?. Esta doctrina tiene un efecto potencialmente destructivo de la psiquis de los miembros de AA, conocí de personas reducidas de por vida a una dependencia emocional y subordinación mental de los grupos, creyendo que no sirven para nada. Los "desinflaron" y así se quedaron, otra idea que debo desarrollar más.

3) El uso de un lenguaje inculpatorio y peyorativo en la literatura de AA, sobre todo en el libro de los doce pasos, y en el folclore de los grupos. No me termina de caber en la mente que algunas personas sientan un placer masoquista en estarse definiendo a sí mismos de por vida, muchas veces con varias décadas de no probar un trago, como "enfermos alcohólicos" y enfermos de por vida. Esto además de las connotaciones moralistas negativas del diagnóstico del alcoholismo como enfermedad que se hace en la literatura de AA.

4) La idea de programa como única receta para la "recuperación" del alcoholismo, programas que está formado por una serie de ideas de índole religiosa y que es asumido como un dogma por los miembros que toman la batuta de los grupos. Por lo general la disidencia es censurada y siempre se encuentran en los grupos a defensores dogmáticos de los grupos dispuestos a descalificar, zaherir y amedrentar a quienes no piensan como ellos y sobre todo a quienes son ateos, agnóticos o escépticos. En algunos casos esta ortodoxia toma una forma agresiva, incluyendo los insultos, pero en otros tiene un tono paternalista y manipulador propio de los gurúes de muchas sectas.

viernes, agosto 24, 2007

Paradoja enfermiza

Una paradoja enfermiza de mis antiguos tiempos en AA:
  • Iba a una reunión los domingos por la tarde. No podía contar que ese día había hecho ejercicio de manera intensa (jogging, unos 8 kilómetros corriendo) y que me sentía bien, pues eso no formaba parte del programa ni de los 12 pasos.
  • Tenía que escuchar a un viejo (apodado por mi el Siniestro) repitiendo de manera cansina párrafos enteros de la literatura de AA mientras se fumaba entre 5 y 8 cigarros por reunión. Lo tenía que soportar hablando durante una hora, de la cual 55 minutos era un repetición obsesiva de los "principios", sin ninguna experiencia de por medio, y al final decía algo concreto de sí mismo, siempre de manera superficial. Utilizaba constantemente para hablar un tonito paternalista y sabiondo de superioridad. Tenía que soportar sus resentimientos y frustraciones pues atacaba a las personas con una formación profesional o intelectual. Ese era una de los líderes, de los que llegaban a "enseñar".
  • Ese viejo estaba supuestamente bien, pese a su evidente neurosis obsesiva compulsiva y su adicción al tabaco, mientras que yo, dentro de los parámetros de AA y el folclore de los grupos, estaba mal porque no practicaba los dogmas de los doce pasos.
En esas reuniones domingos por las tardes participaba una persona con una visión heterodoxa y atípica del programa, sin embargo lo censuraron llevando al "viejo" repetidor de dogmas cansinos que apestaba a cigarro, sedentarismo y enfermedad.

sábado, mayo 05, 2007

¿Qué es un ateo?

En la literatura de AA (Alcohólicos Anónimos conocido como "libro azul" y "Doce Pasos Doce Tradiciones) se defenestra al ateo, al agnóstico y al racionalista. Se ofrece como solución "la fe" y la "creencia".

Esto es muy contradictorio puesto que el uso del concepto de alcoholismo como enfermedad se supone que debería ser un concepto científico, producto del pensamiento racional. Y se ofrece una religión disimulada, tendenciosa y manipuladora, como solución.

Sin embargo navegando en meneame.net me encontré referencia a este artículo titulado "Qué quiere decir ser ateo" donde el autor desmitifica muchos de los mitos y prejuicios sobre el ateo. Destaco los siguientes párrafos:
"Un ateo no se define en relación con los religiosos, sino en función de su propia visión del mundo, que no requiere caer en la respuesta burda “dios” o “poder superior” para responder las cuestiones fundamentales del sentido. Y ser ateo no quiere decir tampoco sentir a la existencia vacía: esa es la representación que un creyente hace del ateísmo porque para él, si no hay dios, entonces esta realidad carece de sentido y de orden. Para el ateo el sentido no viene dado por ninguna realidad trascendente ni por ninguna existencia inmaterial y superior. La existencia tiene sentido de por sí, y en verdad tiene un sentido superior al de nuestras fuerzas. La vida es perfecta como es: avasallante, feroz, increíble, sensacional, compleja, desbordante, exhuberante, maravillosa, incomprensible. Que no pueda comprenderse no quiere decir que haya que apelar a dios, hay que entender y aceptar que la vida no es un fenómeno para comprender sino para experimentar, es plena en sí misma y no va a dar a ninguna parte (...)
Y dos cosas más: los creyentes creen que sin religión no hay valores. Pues se equivocan, pretenden adueñarse de los valores como si estos no pudieran surgir de donde surgen realmente, de perspectivas humanas consensuadas a veces y a veces no. El valor no tiene origen divino y trascendente, es humano y problemático, como todo, y no está mal que así sea. La otra cosa: hoy en día hay muchos ateos que no saben o no aceptan que lo son. Muchas personas siguen con la tradición religiosa porque no quieren bancarse la dificultad de confrontar consigo mismos y con los demás, pero no creen realmente en dios (...)
Los ateos no creemos, no tenemos la estructura de la fe para encontrar el sentido de la vida. El sentido está en nuestra sensibilidad misma, en nuestro deseo, en nuestro cuerpo, a cuyo refinamiento sensual le corresponde el nombre de espiritualidad sin que haya que recurrir a ninguna inmaterialidad innecesaria. Y no por eso somos inmorales o poco constructivos socialmente, tal vez justo lo contrario. Respeto a los creyentes, pero trato de que se respete a los ateos, cosa que no sucede del todo. Hay creyentes que me tocan el timbre para hablarme de dios, ¿podría yo, ateo, salir los domingos por el barrio para decirle a la gente que no necesita esconderse tras el truco de la fe?" Texto del artículo completo en este enlace.
En los grupos de AA son frecuentes las expresiones de descalificación hacia el no creyente o de algunos personas referiéndose a su propio pasado. Esto último no tiene sentido tratándose de una supuesta enfermedad. El autor del artículo habla de los creyentes que pasan por las casas tocando timbres. Mi experiencia es peor. Estar sentado en unos grupos para supuestamente resolver un problema de salud, la dependencia del alcohol, y tener que escuchar constantes referencias al ateo y al agnóstico como "degenerado", "materialista", enfermo grave que no se quiere recuperar, amenazas que no si no se llega a creer se volverá a caer de nuevo en la dependencia del alcohol. Además del discurso manipulativo de la literatura de AA donde se dice que el no creyente llegará a sustituir la idea de un "poder superior" por el "dios de la teología". Pero esto será objeto de nuevas reflexiones.

Nota: con este post retomo la actualización de mi blog iniciado en el año 2004. Quizás escriba tan sólo un par de escritos por mes, pero aquí estoy de nuevo.

martes, diciembre 26, 2006

Fotos historia de AA y sus co-fundadores

Algunas fotos sobre la historia de Alcohólicos Anónimos (AA), sus co-fundadores Bill Wilson y Robert Smith (Dr. Bob) y otras personas relacionadas con el inicio de este movimiento, pueden encontrarse en varios sitios en inglés:
Incluyo estos enlaces debido a que algunos visitantes ingresan a mi blog con términos de búsqueda relacionados con el título de esta entrada y las búsquedas se deben hacer en inglés.

Por ejemplo alcoholics anonymous history photos.

lunes, diciembre 04, 2006

Este blog continúa

Este blog continuará, no estaba muerto. Debido a los cambios de blogger me fue posible migrar mi cuenta a blogger beta, que permite crear categorías temáticas mediante etiquetas, uno de los grandes vacíos de este sistema de publicación. Igualmente, es posible realizar con relativa facilidad cambios en la presentación o plantilla del blog sin perder los enlaces, temas u otras herramientas que haya utilizado.

Por lo tanto estaré reformando este blog. La publicación de entradas la realizaré de vez en cuando, quizás una vez al mes para no perder la costumbre, pues tengo otros proyectos personales en Internet. Además, me tomará algún tiempo reorganizar el sitio mediante etiquetas por temas. Ya hice algunos cambios en plantilla que no me terminan de gustar, pero está mejor que la versión anterior.

lunes, mayo 15, 2006

Nuevo blog

En adelante sólo dejaré la información de este blog, pero no lo volveré a actualizar.

Mi nuevo proyecto, dentro de una línea de pensamiento distinta, se desarrollará en un nuevo blog.